728x90 AdSpace

Urgente
viernes, 6 de mayo de 2016

La finalización del apartheid abrió Sudáfrica al turismo de todo el mundo


La caída del apartheid convirtió al turismo en un sector que representa casi el 8% de la economía, pasando de recibir 4,49 millones de turistas en 1996 a más de 10 millones en 2015, según datos de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

"Esa tasa podría aumentar hasta más a fines de 2016 si prospera el plan del Consejo Empresarial de Turismo de Sudáfrica (CET)", afirmó el ministro de Turismo, Derek Hanekom, al inaugurar hace 20 días atrás la 33º Convención Mundial Anual de la Asociación Internacional de Viajes para Gays y Lesbianas (IGLTA) en Ciudad del Cabo.

Hace 25 años resultaba impensable imaginar que ese país sometido a un régimen segregacionista implacable, pudiese albergar una Convención Mundial para Turismo Gay Lésbico (2016); la Cumbre de la Tierra Río + 10 (2002); o el mundial de Fútbol (2010), entre otros hitos que mostraron la apertura hacia el mundo.

Hasta el fin del apartheid, sistema de segregación racial vigente hasta fines de 1991, por ejemplo, las playas estaban estrictamente segregadas: para los negros estaban reservadas aquellas donde había correntadas peligrosas, riesgo de ataques de escualos o simplemente muchas piedras. Los blancos se reservaban las demás.

El plan estratégico, lanzado a fines de 2015 por el CET, prevé incrementar en el 1,5% la contribución del turismo a la economía nacional, en la que la minería y las manufacturas metalúrgicas representan el 20% del PBI y son un indicador clave en las perspectivas de expansión industrial del país.

El éxito de este plan le asegurará a la economía sudafricana un ingreso cercano a los 1.500 millones de dólares por la llegada de visitantes de todo el mundo.

Sudáfrica, un país líder en turismo responsable, es uno de los 18 destinos megadiversos del mundo y cuenta con un atractivo saliente: la observación de leones, elefantes, leopardos, rinocerontes y búfalos, entre otras cientos de especies animales, en estado natural.

La nación del 'Arco Iris' cuenta con varias reservas naturales, entornos paisajísticos de gran belleza, un clima estable y templado, ciudades modernas y buenos medios de transporte, motivos que la convierten en un lugar singular para el turismo.

La naturaleza se puede disfrutar en la gran cantidad de espacios verdes, entre los que sobresalen el Parque Kruger, donde es posible avistar elefantes, leones y más de 100 especies animales en estado natural, Pilanesberg, Santa Lucía, Blyde River, en la ruta Panorámica de Mpumalanga, y Tsitsikama, en la ruta Jardín.

La diversidad de su población fascina a los interesados en la cultura, la música y el arte en todas sus manifestaciones, ya que brinda la oportunidad de conocer gente de los más variados origines, y en particular ancestrales tribus africanas como las Zulú, Xhosa y Ndebeles, con las que se puede compartir sus costumbres y tradiciones.

Las costas sudafricanas, que mezclan aguas de los océanos Atlántico e Índico, permiten avistar ballenas australes, bucear con tiburones, hacer safaris fotográficos y disfrutar de una gastronomía de alto nivel y vinos de excelencia.

Las ciudades de Johanesburgo, la más rica del país, Pretoria, la capital administrativa, Ciudad del Cabo, de clara influencia holandesa, Durban, la más moderna y con vistas privilegiadas del océano Índico, son, por su desarrollo cosmopolita, sitios privilegiados para el turismo urbano.

La caza, que está autorizada en zonas privadas y en algunos parques públicos y reservas, y que en 2014 (último dato disponible) generó ingresos por casi 1.000 millones de dólares y más de 150 mil empleos, es otro de los atractivos turísticos salientes del país africano.


"Esto crea la necesidad de regular esa actividad, en la que tiene que haber operadores responsables y que cuiden el medio ambiente, y también de fomentarla, porque es una fuente muy importante de ingresos", subrayó el ministro Hanekom.
  • Comentar con Google
  • Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Item Reviewed: La finalización del apartheid abrió Sudáfrica al turismo de todo el mundo Rating: 5 Reviewed By: Sudaca